15/2 Cerámicas de Picasso. Un regalo de Jacqueline a Barcelona

Esta exposición conmemora el trigésimo aniversario de la donación de Jacqueline Picasso a la ciudad de Barcelona de 41 cerámicas únicas. Estos platos, jarrones y tazas fueron algunos de los regalos que Jacqueline recibió de Picasso a lo largo de las dos décadas que pasaron juntos.

Una sección preliminar presenta retratos en cerámica de Jacqueline y una soberbia pintura al óleo de ella, que Picasso le dedicó y le regaló, además de una serie de fotografías que documentan la relación que tuvieron a través de la cerámica y la primera muestra de la donación en Barcelona, en 1982. Las obras donadas han sido agrupadas en cuatro series que siguen una cronología general, según forma y técnica. La imaginería elegida por Picasso para pintar estas obras va del desnudo, la escena arcadiana o la corrida de toros a criaturas de la naturaleza o míticas. Las formas mismas servían de inspiración al artista: un plato oblongo, por ejemplo, se transformaba fácilmente en marco para peces o pájaros o en cabeza de fauno.

El arte antiguo está siempre presente en la interpretación de Picasso de la pintura de vasos griegos. Los platos redondos proporcionaban una analogía con una plaza de toros, y el artista los llenó a menudo con sus propias e imaginativas escenas de lidia. La obra más famosa de la donación, y expuesta dos veces en vida de Picasso, es su gran Pez, un plato español decorado con una inusual combinación de materiales, incluyendo pinturas al pastel para cerámica.

Acompaña a esta exposición una amplia selección de obra gráfica de la colección del Museu con Jacqueline Picasso como motivo central.

Comisariado: Marilyn McCully y Michael Raeburn